10 mejores lugares para visitar en Jordania

Rodeado de países como Siria, Arabia Saudita, Irak e Israel es la nación de Jordania. Aunque está claramente en el corazón de Medio Oriente, Jordania puede sentirse más liberal, progresista y segura que algunos de sus vecinos. Como resultado, es el destino ideal para aquellos que desean explorar esta parte del mundo. Un viaje a Jordania ofrece la oportunidad de visitar ciudades antiguas, admirar magníficos acantilados de granito, ver desiertos aislados e incluso nadar en el Mar Muerto. Una visión general de los mejores lugares para visitar en Jordania:

10. Madaba

Justo al sur de la capital se encuentra Madaba, una pequeña ciudad conocida por sus estructuras religiosas y su arte antiguo. En particular, es conocido por el Mapa de Madaba, un mosaico del siglo VI que muestra un mapa de Jerusalén y otros lugares sagrados. El mapa de Madaba se encuentra en la iglesia de San Jorge. Si está interesado en la historia de Madaba, asegúrese de visitar el Parque Arqueológico de Madaba y el Museo de Madaba. Para ver todas estas atracciones y más en una sola vista, suba al campanario del Santuario de la decadencia de San Juan Bautista, que puede ofrecer vistas espectaculares.

9. Reserva natural de Dana

Por su paisaje y la oportunidad de caminar al aire libre, la Reserva Natural de Dana es sin duda uno de los lugares más importantes de Jordania. Su base será el pueblo del siglo XV de Dana, que se ha mantenido en gran parte original y cuenta con algunas opciones de alojamiento y comidas, en caso de que decida convertirlo en un viaje nocturno. La razón principal para visitar la Reserva Natural de Dana es caminar en la reserva, subiendo y bajando por los cañones y valles. El paisaje es hermoso y prístino, permitiendo vistas memorables y muchas oportunidades excepcionales de fotografía.

8. Aqaba

Además del Mar Muerto, la única línea de costa en Jordania se encuentra en Aqaba, la única ciudad portuaria del país. Aqaba a veces se le llama la ventana al Mar Rojo, y durante mucho tiempo ha sido un destino importante para el país. Aqaba tiene una combinación única de lo antiguo y lo moderno, lo que le permite recorrer el Aqaba Fort del siglo XIV o alojarse en lujosos resorts de cinco estrellas que se encuentran entre los mejores del mundo. Ayla es de particular interés, porque es un pequeño asentamiento del siglo VI que está muy bien conservado. Aqaba también es un lugar popular para la instrucción de buceo y las inmersiones guiadas en el Mar Rojo.

7. Al-Karak

Si te interesan los castillos, vale la pena visitar Al-Karak. La ciudad de Al-Karak, también conocida como Karak o Kerak, se encuentra en el sur de Jordania. Es conocido por su importante población cristiana, así como por su increíble castillo. Al-Karak es el hogar de la Ciudadela de Kerak, que una vez fue un bastión de los cruzados. Después de ser saqueado, el castillo quedó en ruinas durante casi 500 años. Se han realizado algunos trabajos de restauración, y puede recorrer el castillo para ver las partes que se han restaurado. En la parte inferior del castillo se encuentra el Museo Arqueológico de Karak, que cuenta con una impresionante colección que ayuda a explicar más sobre la historia de la región.

6. Amman

Amman es la capital de Jordania, y también es la ciudad más grande, el centro cultural y el centro para el comercio. En su viaje a Jordania, casi seguro que pasará algún tiempo en Ammán. Hay muchas ruinas romanas que se encuentran en Ammán, entre las que destacan el gran anfiteatro romano y el ninfeo. La ciudadela definitivamente vale la pena una visita, ya que alberga algunas estructuras locales importantes como el Templo Romano de Hércules y el gran palacio de piedra de Ummayad. Si estás en el palacio por la llamada de oración de muecín, puedes escuchar y ver una increíble exhibición en la ciudad debajo de ti.

5. Castillos del desierto

En el desierto oriental de Jordania, justo al este de Amman, hay una colección de castillos que se pueden explorar. Estas estructuras fueron construidas por los Omeyas, y muchas se usaron para la defensa, así como un lugar para que se quedaran los Kaliff. Fue a través de esta red de castillos que los Omeyas pudieron vivir y prosperar en el implacable paisaje desértico. Es posible ver varios de estos castillos del desierto en un solo día de conducción. El bucle puede llevarlo a la roca negra y los mosaicos de Qasr Al-Hallabat, el sitio arqueológico en curso de Hammam as-Sarah y los increíbles frescos de Qasr Amra.

4. mar muerto

Aunque la mayor parte de Jordania no tiene salida al mar, comparte un pequeño trozo de costa con el Mar Muerto. El Mar Muerto es el punto más bajo del planeta, 430 metros (1.400 pies) por debajo del nivel del mar y el nivel de salinidad es increíblemente alto. El Mar Muerto también tiene una serie de vínculos históricos y religiosos, y fue el lugar donde supuestamente Jesús fue bautizado por Juan el Bautista. También es un lugar increíble para la relajación, porque el agua está llena de minerales y la alta salinidad hace que sea más fácil flotar en la espalda. La mejor manera de visitar el Mar Muerto es hospedarse en uno de los resorts de lujo en el extremo noreste del mar. Aquí puede disfrutar de un tratamiento de spa, ver la puesta de sol a través del agua e incluso ver las luces nocturnas de Jerusalén.

3. Jerash

Cuando mucha gente piensa en las ruinas romanas, se imaginan destinos en Europa. Jerash, sin embargo, es el hogar de una increíble colección de ruinas grecorromanas. Recorrer Jerash hoy significa poder ver puntos de referencia como el Arco de Adriano, que se remonta al siglo II, y el Hipódromo, que tiene la clasificación única de ser uno de los hipódromos romanos más pequeños jamás construidos. Un gran lugar para comenzar su estadía en Jerash es en el Museo Arqueológico de Jerash, que cuenta con una increíble colección de artefactos y hace un trabajo increíble para explicar el auge y desarrollo del asentamiento de Jerash en los siglos pasados.

2. Wadi Rum

En el sur de Jordania se encuentra Wadi Rum, un valle desértico conocido por sus impresionantes paisajes. No hay asentamientos permanentes en esta aislada región del desierto, pero los beduinos y las tribus nómadas pasan ocasionalmente. Aunque los desiertos a menudo se imaginan como dunas, Wadi Rum cuenta con montañas de arenisca y imponentes acantilados de granito. Muchas de las principales atracciones de Wadi Rum son monumentos naturales y formaciones rocosas, así como colores únicos de arena o roca. El puente de Umm Fruth Rock, por ejemplo, es verdaderamente extraordinario de contemplar en persona. Los distintivos colores naranja rojizo que dan al área una cualidad de otro mundo han traído varias películas de ciencia ficción aquí (como The Martian) para replicar el Planeta Rojo. Lawrence de Arabia también pasó un tiempo en Wadi Rum, para que puedas recorrer lugares como su casa y lo que se conoce como la Primavera de Lawrence.

1. Petra

El mejor lugar para visitar en Jordania, y ahora una de las nuevas Siete Maravillas del Mundo, es la antigua ciudad de Petra. También conocida como la Ciudad Roja o la Ciudad de las Rosas, Petra fue la capital del Reino Nabateo antes de convertirse en parte del Imperio Romano. El asentamiento fue abandonado y olvidado durante siglos por el mundo occidental, pero fue redescubierto en el siglo XIX. Hoy, una visita a Petra le permite recorrer el antiguo parque arqueológico, entrando por el cañón de arenisca conocido como Siq. Después del Siq está el magnífico Tesoro, que en realidad no era un tesoro sino probablemente un templo o una tumba real. Otras ruinas importantes incluyen el Teatro Romano, el Monasterio y la Calle de las Fachadas, un enorme cañón bordeado con las fachadas de tumbas variadas. Para las vistas más espectaculares, camine hasta la Montaña de Aaron, que le permite mirar a Petra y su increíble arquitectura de piedra.

Recomendado

Dónde alojarse en Hong Kong: mejores barrios y hoteles
2019
Los 11 hoteles más increíbles de Alemania
2019
8 mejores lugares para alojarse en Colonia
2019