10 mejores lugares para visitar en Nebraska

Aunque es apodado el estado de Cornhusker, Nebraska tiene mucho más que solo maíz para ofrecer. Ubicada en las Grandes Llanuras, Nebraska cuenta con dunas imponentes, llanuras abiertas, formaciones rocosas espectaculares y ciudades bulliciosas. Además de la capital de Lincoln, hay una variedad de lugares escénicos que no querrá perderse. No se olvide de agregar esa cultura y herencia de vaqueros para experimentar todo el atractivo de Nebraska. Desde ranchos hasta destinos urbanos y atracciones inusuales en la carretera, esta lista de los mejores lugares para visitar en Nebraska tiene algo que hará las delicias de todos.

10. Chimney Rock

Cuando los viajeros se dirigieron hacia el oeste a través de las Grandes Llanuras en el siglo XIX, hubo un hito increíblemente importante que observaron: Chimney Rock. La formación de arenisca tiene más de 300 pies de altura y se encuentra en el valle de North Platte. Además de ser un hito crítico en los viajes occidentales, Chimney Rock tuvo una gran importancia para los nativos americanos e incluso para los mormones. Como resultado, el sitio histórico nacional Chimney Rock no se puede perder. Hoy en día, el sitio cuenta con un Centro de Visitantes y un Museo, y puede obtener un mapa que muestra las mejores rutas de senderismo y las vistas alrededor de los acantilados.

9. Carhenge

Carhenge es el monumento muy inesperado ubicado en los Sandhills. Conduzca justo al norte de Alliance, y verá autos apilados y dispuestos en un diseño inusual. Si el nombre suena como Stonehenge, es porque está dispuesto a reproducir el emblemático punto de referencia británico hecho de piedra. Carhenge está hecho completamente de autos antiguos que se fabricaron en los Estados Unidos, pero todos se han pintado de gris para parecerse más a Stonehenge. Si te gusta el arte moderno, apreciarás esta peculiar declaración. Si eres un entusiasta de los autos antiguos, te encantará el uso de automóviles en el monumento. Incluso si solo estás pasando por una gran foto, vale la pena detenerse en Carhenge.

8. Migración de Sandhill Crane

Cada año, en el valle del río Platte, hay un evento inusual que atrae a innumerables visitantes de todo Estados Unidos. La migración de la grulla de arena tiene lugar en la primavera y el otoño. En la primavera, las grúas de arena vuelan hacia el norte, y vuelan hacia el sur en el otoño. Si bien esta migración en el aire es típica de muchos tipos de aves, lo que hace que esto sea increíble es el tamaño. Más del 80 por ciento de todas las grúas Sandhill realizan la migración siguiendo el mismo camino. Durante 80 millas en Nebraska, las aves vuelan a lo que se conoce como el paso elevado, que se extiende desde Grand Island hasta Kearney.

7. Sendero del vaquero

En el valle del río Niobrara, en lo que se conoce como el área interior del estado, se encuentra el Cowboy Trail. Estos senderos se hicieron justo donde solía correr el abandonado corredor ferroviario de Chicago y el noroeste. Hoy en día, el camino de rieles a senderos se extiende por casi 200 millas. Es un centro de oportunidades recreativas en el estado, y los visitantes pueden caminar o andar en bicicleta por el camino de grava y piedra caliza finamente triturada. Hay 221 puentes asombrosos que bordean el sendero, pero el llamado Puente de San Valentín tiene una extensión de un cuarto de milla y constituye un impresionante fondo de fotografía.

6. Buffalo Bill Ranch

El hombre que se hizo conocido como Buffalo Bill en el siglo XIX recorrió el mundo con un espectáculo de temática occidental. El verdadero nombre de Buffalo Bill era William F. Cody. La casa de Cody estaba en North Platte, y ahora se la conoce como el Parque Histórico Buffalo Bill Ranch. Hoy, puedes recorrer su mansión del siglo XIX llamada Segundo Imperio. También puede admirar la asombrosa cantidad de recuerdos de Buffalo Bill, muchos de los cuales giran en torno a su famoso Wild West Show. Para colmo, el parque estatal cuenta con lugares para acampar, caminar y hacer picnic.

5. Fort Robinson State Park

En el extremo noreste del estado se encuentra el Parque Estatal Fort Robinson, un extenso parque donde la historia y el paisaje del Viejo Oeste cobran vida. A finales del siglo XIX, Fort Robinson fue utilizado como un puesto militar, y ahora es la mejor manera de explorar el lado más rural de la región. Para comenzar, deje su propio vehículo atrás y explore el vasto parque en un carruaje tirado por caballos, a caballo o en un Jeep al aire libre con tracción a las cuatro ruedas. Después de una o dos horas en el excepcional Trailside Museum, regrese al exterior para ver las manadas de cuernos largos o las impresionantes manadas de búfalos.

4. El arco

Justo a las afueras de la ciudad de Kearney se encuentra el monumento a Great Platte River Road Archway, más conocido simplemente como Archway. El arco en sí se extiende sobre la concurrida Interestatal 80, y respeta y representa las dificultades y la importancia de la expansión hacia el oeste. El Arco es un monumento sorprendente en sí mismo, pero también incluye un museo. Cuando ingrese al Arco, comience el tour de audio autoguiado para convertirse en parte de la historia. Aprenderás sobre el Sendero Mormón, escucharás sobre los pioneros a lo largo del Sendero de Oregón y descubrirás por qué la gente estaba tan ansiosa por viajar a California.

3. Monumento Nacional Scotts Bluff

Al igual que Chimney Rock, Scotts Bluff fue un importante marcador natural para quienes viajan a través del oeste de los Estados Unidos. Si bien el nombre lo hace sonar como un solo farol, el hito es en realidad una colección de varios faroles que se elevan dramáticamente desde el paisaje plano. Los senderos más severos serpentean a través del área, ofreciéndote la oportunidad de caminar y ver los acantilados desde múltiples ángulos. Uno de los más populares se llama Overlooks Trail, que le permite observar el valle de North Platte y admirar la belleza natural de la región desde un punto panorámico espectacular.

2. Lincoln

Lincoln es uno de los lugares más concurridos e interesantes para visitar en Nebraska, sin mencionar su papel como la capital. El edificio del capitolio definitivamente debe estar en su itinerario, y las visitas guiadas se ofrecen varias veces al día en el edificio art deco. Lo mejor de todo es que los participantes del tour pueden utilizar la plataforma de observación del piso 14, que ofrece una de las mejores vistas de toda la ciudad. La Universidad de Nebraska está ubicada en Lincoln, y sus eventos deportivos son, con mucho, los eventos más grandes de la ciudad. En los días de partidos de fútbol, ​​haz tu mejor esfuerzo para encontrar un boleto y disfruta del juego en el Memorial Stadium, donde más de 80, 000 fanáticos pueden reunirse y animar a los Huskers.

1. Omaha

Omaha es la ciudad más poblada de Nebraska, y es un lugar con una reputación de encanto y hospitalidad. Abraza la ciudad histórica de Omaha visitando el Mercado Viejo, donde las calles aún están hechas de ladrillos y los carruajes tirados por caballos pueden llevarte de una tienda a otra. En los meses más cálidos, también es donde encontrará el mercado del agricultor. Los amantes de la cultura encontrarán que Omaha ofrece una gran cantidad de opciones. Una de las mejores opciones es el Museo de Arte Joslyn, donde puedes admirar una colección de clase mundial que contiene piezas de todos, desde Degas hasta Renoir. Disfrute de las vistas del horizonte en el Gene Leahy Mall, uno de los muchos espacios verdes públicos en el centro de Omaha.

Recomendado

11 mejores lugares para alojarse en Austria
2019
10 mejores playas de Sri Lanka
2019
Las 10 mejores atracciones turísticas de Panamá
2019