10 mejores lugares para visitar en Dakota del Norte

Desolada y salvaje, pero escénica y hermosa, Dakota del Norte, poco poblada, es uno de los estados menos visitados de todo el país, aunque sin duda tiene mucho que ofrecer a los visitantes. Si bien gran parte del estado está cubierto de interminables campos de trigo, las tierras baldías en el oeste son simplemente impresionantes, con el Parque Nacional Theodore Roosevelt un lugar destacado.

Explorar el aire libre en Dakota del Norte es una experiencia gratificante, y pasear a caballo por el desierto es verdaderamente inolvidable, como acampar bajo las estrellas. Con algunas ciudades y pueblos encantadores para explorar, los eventos y festivales locales que se ofrecen son formas divertidas y entretenidas de aprender más sobre la rica cultura, el patrimonio y la historia de las personas que viven aquí.

10. Fort Union Trading Post

Ubicado en la frontera con Montana y al lado del río Upper Missouri, el Fort Union Trading Post es una versión reconstruida de una que solía existir aquí en 1828. Un sitio histórico importante, es el lugar donde varias tribus indias vinieron a intercambiar pieles. y pieles de búfalo para pistolas, cuentas y mantas. Visitar el Fuerte es una experiencia interesante; obtienes información sobre la cultura, la historia y la importancia del sitio. Cada junio, la reunión de Rendezvous permite a los visitantes ver a los actores dar vida al pasado de la publicación. Con exposiciones educativas y atractivas durante todo el año, Fort Union es el lugar perfecto para que los amantes de la historia aprendan más sobre el fascinante pasado de Dakota del Norte.

9. Jardín Internacional de la Paz

Ubicado en medio de las Montañas Turtle, el Jardín Internacional de la Paz se encuentra justo en la frontera con Canadá y se extiende a lo largo de la frontera entre Dakota del Norte y Manitoba. El jardín es absolutamente enorme y es un homenaje a la larga amistad y paz que existe entre los estadounidenses y los canadienses. Un hermoso lugar para visitar, hay más de 2, 300 acres de jardines, lagos, flores silvestres y cascadas que albergan muchas especies diferentes de aves y animales. Con más de 155, 000 flores plantadas en exhibiciones encantadoras, pasear por el Jardín Internacional de la Paz es un asunto pacífico y relajante. Dos banderas florales de ambas naciones suenan cada quince minutos y las hermosas campanillas complementan a la perfección el goteo de agua que se puede escuchar en varias partes del jardín.

8. medora

Si bien muchas personas simplemente usan Medora como puerta de entrada a la Unidad Sur del Parque Nacional Theodore Roosevelt, hay mucho sobre la ciudad histórica que lo convierte en un lugar que vale la pena visitar solo. Situada en las tierras baldías, Medora ha sido bendecida con un paisaje impresionante y hay un montón de actividades al aire libre para disfrutar, ya sea a caballo, a pie o acampar. Para un lugar pequeño y relajado, hay algunos buenos restaurantes que sirven comida abundante y deliciosa. ¡Definitivamente notarás un tema de vaquero sobre la ciudad! Diríjase al cercano Chateau de Mores para ver la vida del antiguo marqués que vivió aquí. También hay un gran museo que analiza cómo era la vida en la zona. En verano, Medora cobra vida con la divertida y festiva Medora Musical, un musical de estilo occidental que celebra el legado de Roosevelt.

7. Maah Daah Hey Trail

Al enlazar la Unidad Norte con la Unidad Sur del Parque Nacional Theodore Roosevelt, el Sendero Maah Daah Hey de 144 millas es uno de los mejores senderos para ciclismo de montaña en el país y es simplemente una delicia para viajar. Ya sea a pie, en bicicleta oa caballo, las impresionantes tierras baldías que te rodean son fascinantes; vagar por el desierto solo con tus pensamientos es una experiencia gratificante. Acampar la noche en el terreno accidentado bajo las estrellas parpadeantes es mágico, y realmente estás siguiendo los pasos de Teddy Roosevelt, quien hizo el mismo viaje hace todos esos años. Bien señalizado y con servicios cada 20 millas, los visitantes pueden quedarse en una de las ciudades cercanas o intentar completar todo el recorrido de una sola vez, acampando en el camino. Con algunos paisajes impresionantes que se ofrecen, el Maah Daah Hey Trail es una encantadora aventura al aire libre que te enamorará de las tierras baldías.

6. Minot

Desde su fundación en 1886, Minot se ha dado a conocer como 'Ciudad Mágica' debido a su rápido crecimiento y expansión, lo que explica la expansión un tanto descuidada de sus alrededores. Aunque está ligeramente sucio y deteriorado, el centro de la ciudad se está rejuveneciendo lentamente; Nuevos negocios, tiendas y restaurantes han estado surgiendo en los últimos tiempos. Si bien Minot es una ciudad tranquila, la ciudad cobra vida durante la fantástica Feria Estatal de Dakota del Norte que se celebra cada mes de julio. Vale la pena echarle un vistazo a los bonitos museos de la ciudad, así como al zoológico Roosevelt. El Scandinavian Heritage Park es particularmente fascinante, con Gol Stave Church lo más destacado sin lugar a dudas. Bien vale la pena detenerse, Minot es un gran descanso al conducir por el paisaje sombrío que lo rodea.

5. Grand Forks

Grand Forks, la tercera ciudad más grande de Dakota del Norte, se encuentra a orillas del espectacular Río Rojo del Norte, pero lamentablemente es propenso a las inundaciones. Una ciudad universitaria animada, su centro cosmopolita es un lugar bullicioso, lleno de vida; ha sido reconstruido y revitalizado desde un trágico incendio e inundación en 1997. Con una vibrante escena artística y cultural, así como con algunos excelentes restaurantes que se ofrecen, Grand Forks es un lugar lleno de eventos. El hogar de algunos museos interesantes y educativos, los espacios verdes de la ciudad y la ubicación a orillas del río significa que hay muchas actividades divertidas al aire libre y deportes acuáticos para que los visitantes y locales disfruten.

4. Bismarck

Si bien la expansión continua de Bismarck significa que la expansión urbana es un poco desalmada y poco atractiva, la capital del pequeño centro del estado es un gran lugar para pasar el rato; Hay muchos buenos restaurantes, cafés y tiendas, así como el principal centro comercial de la ciudad. Rodeados de campos de trigo y situados en las Grandes Llanuras, los veranos en la capital del estado son encantadores, mientras que los inviernos pueden alargarse un poco. Aunque Bismarck no está bendecido con atracciones, tiene muchos parques y senderos excelentes para que los visitantes exploren. El Parque Sertoma, que se encuentra a lo largo de las orillas del río Missouri, es particularmente agradable. Desde aquí, muchas personas visitan el cercano Parque Estatal Fort Abraham Lincoln con sus interesantes sitios históricos.

3. Unidad Norte del Parque Nacional Theodore Roosevelt

El Parque Nacional Theodore Roosevelt es un hermoso lugar para visitar debido a los paisajes espectaculares y la increíble vida salvaje. El parque está dividido en dos secciones. La Unidad Norte es un gran punto de entrada para los turistas a los Badlands; El centro de visitantes tiene exhibiciones, cortometrajes y exhibiciones sobre la historia, los animales y la geografía del parque. Hay algunos grandes senderos y senderos que serpentean lejos del centro, y un corto trayecto en coche es el mirador de Oxbow, que ofrece unas fantásticas vistas del parque. Caminar en medio de la fauna y la flora es un sentimiento revitalizante, incluso puede echar un vistazo a algunos de los majestuosos animales que deambulan libremente por el impresionante paisaje.

2. Fargo

Fargo, la ciudad más grande y poblada del estado, es el centro cultural y económico de Dakota del Norte y lleva el nombre del fundador de Wells Fargo Bank. Una vez conocida como la Puerta al Oeste, la ciudad ha sufrido muchos cambios de identidad desde su fundación. En un momento u otro, ha sido un puesto de comercio de pieles, una 'capital de divorcios' y una ciudad fronteriza. Famosa por la película del mismo nombre de los hermanos Coen, la ciudad en sí misma no tiene nada que ver con las atracciones, aunque es un excelente lugar para vivir. Cuenta con algunos museos interesantes, así como numerosos teatros, restaurantes, cafeterías y muchos bonitos espacios verdes. Vale la pena detenerse si viajas por el estado, el Fargodome es tu mejor opción si buscas disfrutar de un musical de Broadway o un gran evento deportivo.

1. Unidad Sur del Parque Nacional Theodore Roosevelt

Ubicada en las 'Badlands' de Dakota del Norte, la Unidad Sur del Parque Nacional Theodore Roosevelt es el lugar perfecto para visitar los fantásticos paisajes salvajes de la región. Con increíbles formaciones rocosas que son una sorprendente mezcla de rojo, amarillo, negro y plateado, y mechones de color verde que brotan aquí y allá, los Badlands hacen que la vista sea memorable. Nombrado en honor al ex presidente al que le gustaba cazar bisontes aquí, el parque conmemora su trabajo para preservar los recursos naturales de los Estados Unidos. La Unidad Sur les da la bienvenida a los visitantes para explorar la vieja cabaña de Roosevelt que se encuentra al lado, y hay un bonito museo que analiza la historia y la naturaleza del parque. Ubicado junto a la Interestatal 94, se puede acceder fácilmente al parque y la observación de la vida silvestre que se ofrece es brillante, con bisontes, coyotes, pumas y más que residen dentro de sus límites. Un lugar maravilloso para visitar, desde la Unidad Sur puede caminar o pasear a caballo en medio del impresionante paisaje del parque, incluso puede acampar bajo las hermosas estrellas.

Recomendado

10 mejores lugares para visitar en Minnesota
2019
10 mejores lugares para visitar en Florida
2019
10 mejores lugares para visitar en Bélgica
2019